embarazo.jpg

Si durante el embarazo desarrollas una infección del tracto urinario, como la cistitis, es muy importante que la trates lo antes posible. Dejarla sin tratar puede conllevar una infección del riñón, que podría desencadenar un parto prematuro.

DEBERÍAS ACUDIR AL MÉDICO CUANDO:

• Cuando vas al baño sientes que te quema.

• Si notas que vas al baño con más frecuencia de lo habitual.

• Si observas sangre u olores fuertes.

• Si tiene fiebre, resfriados.

• Leves dolores de estómago.

• Nauseas o dolores en los costados.

Las infecciones del trato urinario, se curan con facilidad si se diagnostican a tiempo y probablemente te prescribirán un medicamento seguro para ti y tu bebé. Puedes prevenir y ayudar a su tratamiento bebiendo mucha agua para ayudar a eliminar los gérmenes de tu orina.

Intenta no estar demasiado tiempo sin ir al baño, y ve siempre al váter tras tener relaciones sexuales. Cuando hayas ido al baño, límpiate de adelante hacia atrás para evitar que se extiendan las bacterias.
 

Dejar una respuesta