bebé

¿Cuándo debemos utilizar jarabes contra la tos?

Excepcionalmente. Los jarabes contra la tos son «muy empleados, pero poco indicados». Inhiben el mecanismo natural de expulsión de mucosidad, tan útil en cada enfermedad. Estudios recientes demuestran, además, que algunas de las sustancias de estos jarabes (como la codeína, un sedante del sistema nervioso central) pueden ser perjudiciales para los niños. Están especialmente contraindicados para menores de dos o tres años de edad y su uso se justifica (con receta médica) solamente en caso de una tos irritativa de la que conocemos su origen y no podemos controlar de otra manera, como es el caso de la tos ferina.

¿Cuándo hacer uso de antibióticos?

De entrada no debemos usarlos, por muy escandalosa que sea la tos. La mayoría de las enfermedades infecciosas de los niños son víricas, es decir que se curan solas y no responden al tratamiento con antibiáticos. Estos, incluso, pueden ser perjudiciales. El médico los prescribe sólo cuando está seguro de estar ante una infección bacteriana o cuando sospecha procesos más graves y está a la espera de un diagnóstico. En general, sólo la neumonía y, a veces, la tos ferina justifican su uso.

¿Por qué empeora de noche?

La tos de los niños suele agudizarse por la mañana temprano y por la noche. Esta respuesta se debe a que los bronquios se abren y cierran siguiendo ritmos circadianos. Se da una tos inicial de limpieza de madrugada, cuando el bronquio se abre, y vuelve por la noche, cuando éste se cierra, con el fin de expulsar las secreciones que obstruyen los conductos. La tos faríngea o irritativa, sin embargo, se escucha más de día que de noche.

¿Qué es la tos nerviosa?

La tos nerviosa o psicógena es una tos seca, irritativa, que no tiene como finalidad expulsar moco y que puede tener en su origen una situación de estrés. Puede ser crónica (durar varias semanas) y es más común en los adultos. Lo que la diferencia de una tos relacionada con una enfermedad es que cesa definitivamente durante la noche, cuando el niño está relajado.

Compartir
Articulo anteriorMitos sobre el parto (II)
Artículo siguiente¿Cuánto hierro hace falta tomar al día?
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta