imghigienebucal.jpg

El flúor es uno de los principales responsables en la disminución de la caries dental. Además, en los últimos años, ha pasado de ser un elemento exclusivamente preventivo a tener un papel fundamental en la fase en la que las caries son una lesión incipiente y reversible.

La periodicidad de la administración del flúor debe ser valorada por el dentista y dependerá del riesgo de caries del niño, variando entre cada 3-6 meses. Generalmente, no se suele comenzar antes de los seis años de edad, salvo un alto riesgo de caries.

fluor.gif

La administración de flúor puede ser de diferentes tipos:

PASTA DE DIENTES:

Contienen diferentes concentraciones de flúor (desde 500 partes por millón (ppm) hasta 2.500 (ppm). Las pastas que contienen hasta 500 ppm están recomendadas en niños menores de seis años debido al alto riesgo de ingesta de las mismas, mientras que las que tienen concentraciones mayores de 1.000 ppm están indicadas en niños mayores de seis años que tengamos seguridad que no se las tragan.

fluor-1.gif

La cantidad de pasta de dientes que se debe poner en el cepillo en el momento del cepillado debe ser, como mucho, el tamaño de un guisante, para evitar, de esa manera, tener mucha espuma en la boca que dificulte la remoción de la placa bacteriana. Debido a los sabores tan agradables de las pastas de dientes infantiles, se debe controlar, sobre todo en los niños más pequeños, que no traguen excesiva pasta.

COLUTORIOS DE FLÚOR:

Suponen el segundo suplemento de flúor de uso domestico, pueden ser de uso diario (fluoruro sódico al 0,05%) o semanal  (fluoruro sódico al 0,2%) con diferentes concentraciones. Hay que asegurarse de que el niño hace bien el enjuague durante un minuto y de que no traga el líquido. En los siguientes 30 minutos no debe ingerir nada por lo que se recomienda su uso después del cepillado de la noche. Son más recomendables los de uso diario aunque se olviden con mayor frecuencia.

GELES Y BARNICES DE FLÚOR:

Su aplicación está restringida sólo a nivel profesional. Su aplicación se debe realizar cada 4-6 meses dependiendo del riesgo de caries de cada niño.

Dejar una respuesta