embarazada-acosta-lindisima-1.jpg

Seguimos hablando de cómo combatir la anemia, y de porque el hierro es tan necesario. El hierro es el mineral que ayuda a formar las proteínas de los músculos, pero sobre todo la hemoglobina, que ayuda al cuerpo a transportar el oxígeno que necesita para producir energía.

Por lo tanto, ahora es importante que en tu dieta incluyas alimentos con un alto contenido en hierro. Cuando hablamos de alimentos ricos en hierro hay que tener en cuenta no sólo el contenido en este mineral, sino la cantidad que nuestro cuerpo es capaz de aprovechar, apenas un 10 o 15%, y que en los alimentos se presenta bajo dos formas:

• HIERRO HEMO: Es el que mejor absorbe nuestro organismo (alrededor de un 25%). Está presente en alimentos de origen animal, como vísceras, carnes, pescados y mariscos (almejas, mejillones y berberechos).

• HIERRO NO HEMO: Se encuentra en alimentos vegetales, como legumbres, frutos secos, verduras verdes o cereales enriquecidos en hierro. Nuestro cuerpo no lo absorbe bien (entre 1 y un 5%), pero puede mejorarse si se combinan con alimentos adecuados, como los ricos en vitamina C. Por el contrario, hay factores que entorpecen la absorción del hierro no hemo, como los taninos, presentes en el té y el café.

1 comentario

Dejar una respuesta