¿Hasta cuando se puede esperara?El parto inducido. A partir de la semana 37-38 el bebé puede nacer en cualquier momento y sobrevivir de una forma autónoma, ya que todos sus órganos han llegado a la madurez, pero ¿qué ocurre cuando pasan 40, 41, y hasta 42 semanas y se resiste a salir?  Cuando no hay necesidad: Si no existen riesgos objetivos y finalmente se induce el parto:

–Se priva a la madre de vivirla experiencia. El principal inconveniente de la inducción de un parto, cuando se realiza más por temor del ginecólogo a la hipermadurez del feto o por su comodidad a la hora de organizar su agenda que porque existan riesgos manifiestos para el bebé o la madre, es que privan a la madre de vivir su parto de forma natural. La realidad es que muchos ginecólogos no esperan a la semana 42 a que las mamás se pongan de parto, lo inducen antes sin motivo clínico aparente (más en los centros privados de salud que en los públicos).

–No se tiene en cuenta toda la informacíón. Existen marcadores biológicos que indican cuándo ha llegado el momento para dar a luz, y no respetarlos y provocar el parto es como recoger la fruta antes de que haya madurado.

–Existe mayor riesgo de cesárea. Muchos de los partos inducidos acaban en una cesárea.

–La fecha no siempre es exacta. Muchos de estos retrasos en el nacimiento, que pueden acabar en partos inducidos, obedecen a un error en el cálculo de la fecha en que el embarazo llega a término, algo que puede darse porque la mujer tenga períodos irregulares, períodos largos o porque no sepa con exactitud cuándo tuvo la última regla.

Dejar una respuesta