Aunque tenemos que enseñar al niño a esperar, no sería justo abusar de su paciencia, mas sabiendo que los pequeñitos generalmente no tienen mucha paciencia. Su capacidad para aguantar determinadas situaciones está claramente limitada por su edad.

–Establece rutinas y horarios. Será más difícil que el niño te pida que le cuentes un cuento mientras haces la cena si sabe que siempre se lo cuentas después de cenar.

–No le anticipes demasiado lo que vais a hacer cuando el niño todavía no comprende lo que significan los diferentes períodos de tiempo. Si le dices a tu hijo de 3 años que dentro de cuatro días vais a ir al zoo, es probable que te canses de escucharle: “¿Y ya vamos? ¿Es ahora? ¿Y cuándo vamos?”. Lo mismo te va a pasar si es mas chiquito, y le dices de tarde vamos a la casa de Manuelito, te va a preguntar ciento de veces ¿ya es la hora?. ¿Falta mucho?

–No le sometas a largas esperas y, si son inevitables (el médico, la compra, un viaje), recurre a tu imaginación para hacérselas más tolerables: juega al “veo veo” o a “palabras encadenadas” o cuéntale un cuento.

2 Comentarios

  1. Yo tengo un primo de tres años y sus padres qerian llevarlo de viaje con su hermana de una año.Querian ir por la noche para llegar alli por la mañana entonces como el coche era un JIP era muy facil hacer como una cama para los niños y para mi tia.Y empezaron a hacer la cama por la tarde ,entonces mi primo no paraba de llorar porque ya se queria ir.Por la noche cojieron a los niños dormidos y se fueron,tenian pensado estar alli 4 dias(del jueves hasta el domingo con otras amistades).Mis tios querian estar relajados pero como estaban los niños no puedieron.Los niños estaban casi siempre llorando,mi primo todo lo que veia lo queria,entonces se tuvieron que venir a casa mas rapido.Por el pasillo del hotel mi primo estaba cantando mi nombre el de mis primas y mis abuelos.

  2. Y despues de eso decidieron mis tios que desde entonces ya no les dirian a sus hijos donde o cuando ivan a ir a algun sitio.

Dejar una respuesta