bebey-hermanita.jpg

LA TRISTEZA TRAS EL PARTO:

Tras el parto, se distinguen dos estados anímicos de la madre solapados:

• EL BABY-BLUES: Período no superior a dos semanas tras el nacimiento, que aparece en un 80 por ciento de las madres tanto nuevas como no. Se caracteriza por llanto sin razón, tristeza, ansiedad, irritabilidad, cambios de humor e inquietud. Suele desaparecer sin tratamiento y no preocupante.

• LA DEPRESIÓN POSPARTO: Patología que puede aparecer dos o tres semanas tras el parto o incluso meses después, si no hay buena adaptación a la nueva situación con el bebé. Entre sus síntomas se incluye el baby-blues, además de sensación de letargo, sentimiento de culpa, pérdida de apetito, dificultad para concentrarse o conciliar el sueño, perdida de interés en el bebé e incluso temor a hacerle daño a su hijo o a ella misma. Este estado es más delicado, y requiere tratamiento médico y psicológico. El apoyo con el que cuente la madre de su entorno, especialmente de su pareja, será esencial a la hora de prevenir, aunque no es suficiente.

EL MIEDO DE LA PAREJA TRAS EL PARTO:

Aunque tengan otro bebé, y que tu anterior embarazo y parto hayan sido normales, sin complicaciones. Hay que tener presente que tanto el miedo como el susto, por parte de la pareja, son emociones totalmente normales.
Éstas se pueden dar por varias causas diferentes.

• Aunque con tu primer hijo todo fue bien, le puede  quedar a tu pareja cierta duda, razonable, de cómo irá con este segundo, añadiéndole el factor de que ahora tienes algún año más, y que la pareja ya tiene otro integrante que hay que cuidar.

• Quizá el temor no es al parto, sino al período que les queda a ambos tras él, cual tengan que cuidar de dos niños.

• Quizá pueda ser miedo a la reacción del otro pequeño, con respecto al nuevo hermano. Cómo lo tomará….

• Puede ser por problemas laborales, que sin duda repercutirán en la economía familiar. Otro pequeño que alimentar, que vestir….

• Es posible que piensen que la llegada de un nuevo hijo los puede separa como pareja.

Son varias las hipótesis, pero para no adivinar, lo mejor  son las charlas con tu pareja, las muestras de apoyo y de amor entre ustedes, el interés recíproco de ambos.

Dejar una respuesta