minicunas.jpg

El descanso del bebé dependerá de la elección que hagamos. Durante los primeros meses se adaptará mejor al mundo exterior en un entorno pequeño y recogido; después, por su seguridad, le pasarás a la cuna.

Cuál escoger de acuerdo a su edad:

CAPAZO: Para los primeros meses. Le ayudará en su adaptación al mundo exterior, pues estará más a gusto en un entorno pequeño.

MINICUNAS: Es segura para acostar a los niños hasta que pueden permanecer sentados, arrodillados o levantarse solos, alrededor de los cinco meses. Perfecta para tener al bebé en el dormitorio de los padres.

CUNA: Deberás pasarlo a la cuna en cuanto sea capaz de incorporarse, por su seguridad. En ella suele permanecer hasta los 3 años.

CUNA EVOLUTIVA: La cuna se puede transformar en cama cuando el niño se hace mayor.

En cuanto a su seguridad, deberás comprobar que:

• La base es firme y su colchón, de 8 a 15 centímetros de grosor, encaja bien.
• Las barras están separadas por más de 7,5 centímetros.
• Los protectores o chichoneras acolchadas ajustan bien para evitar que el bebé se golpee.
• Hay una altura mínima de 60 centímetros de la barandilla al colchón.
• Si lleva ruedas, al menos dos tendrán que tener freno.

Dejar una respuesta