-

Latigazo cervical en la infancia

Cuando es el pequeño el que sufre un latigazo cervical, las lesiones suelen ser bastante graves. Y es que, según la Clínica Armstrong Internacional «no exageramos si decimos que un latigazo cervical en un adulto puede ser una tetraplejia en un niño».

En estos casos, sus órganos vitales se pueden desprender con bastante facilidad, siendo más proclives a padecer hemorragias internas. Así mismo, como las vertebras que sujetan la cabeza tienen muy poca solidez y su peso está desproporcionado en relación al resto del cuerpo, tienen una mayor predisposición a sufrir lesiones medulares.

Nota: recordemos que hasta pasados los cuatro o cinco años de edad, las vertebras del cuello no se vuelven más robustas.

Un consejo para evitar estos temidos latigazos cervicales es preparar perfectamente una silla homologada en el asiento del automóvil, acorde con las características físicas del pequeño.

Sillita homologada

También te puede interesar:
Nutrición: El consumo de los alimentos

Lo último...

Síndrome de Burnout: lo sufren las mamás agotadas

¿Que sienten las madres que sufren el Síndrome de Burnout o agotamiento extremo? Es más común de lo que creemos y ocurre cuando la persona...

Música: ¿Qué beneficios tiene para tu bebé?

La música tiene numerosos beneficios sobre el aprendizaje del lenguaje y el desarrollo de las capacidades cognitivas de los niños. Además, transmite emociones, favorece la...

Ropita del bebé: ¿Cómo lavarla adecuadamente?

Al lavar la ropita del bebé tenemos que tener ciertas precauciones ya que su piel es muy delicada y cualquier producto agresivo que entre...

Consejos para alcanzar el éxito en la lactancia materna

Todo el mundo conoce los muchos beneficios que aporta la lactancia materna al desarrollo de los bebés. Todos los expertos aconsejan dar este tipo...

Productos de belleza necesarios durante el embarazo

Existen productos de belleza imprescindibles para la etapa del embarazo ya que tu cuerpo sufre una serie de cambios radicales y transformaciones que hay...