bebe-leyendo.jpg

COMO SEDUCIRLOS CON LOS LIBROS

Cuando los padres nos quejamos que nuestros hijos leen poco, estamos refiriéndonos a que están perdiendo algo muy valioso, ese placer de la lectura que, los que somos lectores, no cambiaríamos por ninguna forma de ocio.

Nuestros hijos están creciendo en una sociedad diferente, con otras formas de información y entretenimiento y es lógico que les dediquen tiempo. Pero, en términos cuantitativos, ahora se lee más que nunca y son precisamente los niños los que más leen.

Auque también es cierto que, a partir de los 10 ó 12 años, dedican menos tiempo a la lectura.Entre los motivos de este descenso se observan más tareas escolares, mayor interés por los videojuegos y otras tecnologías, seguimiento de series de televisión cuyo horario es incompatible con la lectura…

¿Podemos los padres contribuir a invertir esa tendencia? ¿Podemos hacer de nuestros hijos unos lectores entusiastas y fieles durante toda su vida? Por lo menos, debemos intentarlo no sólo por el poder que tienen los libros de actuar sobre la capacidad de aprendizaje, la cultura y la personalidad de nuestros hijos, sino también por el placer que les va a proporcionar.

1 comentario

Dejar una respuesta