bebes1.jpg 

Tanto el día del parto como cuando tu bebé comience a convivir con todo el núcleo familiar, será necesario que tu hijo participe activamente en la relación con el bebé. A continuación te aconsejamos que puedes hacer:

DEDÍCATE EXCLUSIVAMENTE A ÉL EN SU PRIMER VISITA: Después trata de que sea uno de los primeros en visitarte y dedícate solo a él en su primer visita. Es muy buena idea tener preparado algún regalo por el nuevo bebé para su hermanito mayor.

NO MODIFIQUES SU RUTINA DIARIA: conviene no cambiarle la rutina diaria y si hay que hacer algún cambio en la casa para acomodar el recién nacido, conviene hacerlo con mucha anticipación y con su ayuda, para minimizar confusioes.

PÍDELE QUE TE AYUDE A CUIDAR AL BEBÉ: ya de vuelta en casa, trata en lo posible y dependiendo de su edad, que coopere en todo lo posible, dale para que guarde los pañales, que te ayude a vestirlo, durante el baño, o que meza la cuna para dormirlo.

ENSEÑALE CANCIONES DE CUNA PARA DORMIR AL BEBÉ: es buena idea que le enseñes canciones para dormirlo, las mismas que tu le cantabas a él cuando era niño.

• NO FUERCES SITUACIONES QUE ÉL NO DESEE: en los casos en que lo ignore por completo, no fuerces la situación, cuando él lo crea conveniente se acercará solito.

DEDÍCALE TODO EL TIEMPO POSIBLE CUANDO NO TENGAS QUE CUIDAR A TU BEBÉ: cuando el bebé esté durmiendo pasa todo el tiempo posible con él y que el padre lo atienda mientras tu alimentas o bañas al bebé, de forma que el niño sienta que tiene a uno de sus padres con el 100% a su atención exclusivamente para él.

Dejar una respuesta