embarazos

La mayoría de las molestias del embarazo, por suerte, son sólo eso, molestias. Pero hay ciertos síntomas, a los cuales les tienes que prestar mucha atención.

Los síntomas, los puedes ubicar en tres categorías:

  • Categoría 1: Quizás inofensivo, pero conviene comunicarselo al médico.
  • Categoría 2: Puede ser un problema, consultalo con tu ginecólogo.
  • Categoría 3: Potencialmente grave: cuanto antes debes visitar al médico.

Iremos enumerándote los síntomas y ubicándolos en las diferentes categorías:

1. “Se me nubla la vista”

Categoría 1: Mientras haces ejercicio físico, puede tratarse de deshidratación. Baja la intensidad y bebe agua.

Categoría 2: La visión borrosa puede ser síntoma de preeclampsia, una dolencia peligrosa para ti y tu bebé. Otros síntomas son: tensión alta, manos, cara y pies muy hinchados y proteínas en la orina.

2. “Estoy sangrando”

Categoría 1: Las pérdidas de sangre son frecuentes al principio del embarazo. Quizás sangres también tras el coito por los cambios hormonales de las células que revisten el cuello del útero.

Categoría 3: Los sangrados abundantes o constantes antes de la 12a semana pueden ser síntoma de aborto, mientras que más adelante pueden ser indicativos de problemas en la placenta.

3. “Me duele la cabeza”

Categoría 1: Se debe a las hormonas del embarazo, que afectan a los vasos sanguíneos del cerebro. Las variaciones en los niveles de azúcar en sangre también causan fuertes dolores de cabeza. Come poco y con frecuencia.

Categoría 2: El dolor de cabeza es un síntoma de la preeclampsia y de la tensión alta, sobre todo si tienes las manos y los pies hinchados o la visión borrosa.

4. “A veces me mareo”

Categoría1: La tensión baja causa mareos y desfallecimientos en el embarazo. Pueden presentarse si pasas mucho tiempo de pie, así que siéntate enseguida. Los bajos niveles de azúcar en sangre también causan mareo: come algo.

Categoría 2: Si además estás cansada, pálida y notas que te falta la respiración, quizás se trate de anemia. El médico te mandará hacer un análisis de sangre y te recetará hierro si es necesario.

1 comentario

Dejar una respuesta