insomnioo.jpg

Las noches de insomnio se suelen asociar a un recién nacido. Pero a veces, en el embarazo, por el estrés o la incomodidad causada por el embarazo, no logras dormir el mismo número de horas que antes.

ESTOS CONSEJOS TE AYUDARÁN:

1. Acuéstate cómoda en la cama apoyando la tripa y las piernas con almohadas y comprueba que el dormitorio está fresco y bien ventilado por la noche.

2. Practica ejercicio suave y con regularidad, como pasea, nadar o yoga, para mejorar la calidad del sueño, pero no lo hagas justo antes de acostarte.

3. La hipnoterapia, acupuntura, homeopatía y aromaterapia pueden ayudarte. Intenta que tu compañero, tras un baño caliente te dé un masaje con aceite esencial de lavanda, pero, cuidado no lo uses en el primer trimestre si tienes un historial de abortos.

Compartir
Articulo anteriorEl cloasma (I)
Artículo siguienteLas perdidas vaginales en el embarazo
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta