Buenos días, queridas mamás y papás! Hoy en Bebes2 nos encantará enseñarles a realizar este simpático reno de cartulina.

Es ideal para que nuestros hijos jueguen, para ubicarlo como decoración de Navidad infantil o bien para regalar a otros niños.

Es muy sencillo de hacer y no solo esto, sino que lo haremos con elementos de lo más económicos.

Como puedes comprobar en las fotos, vemos que podemos hacer otro tipo de diseños como simpáticos hombres de nieve o una bonita forma de regalo.

Realmente estos adornos se pueden colgar, pero también son perfectos como pequeños contenedores o cestas para incluir bombones, caramelos, dulces y todo tipo de detalles navideños.

Ideales para regalar, puedes hacerlos con la forma que más te guste. En esta ocasión os mostramos el reno, basta con conseguir algunos elementos tales como cartulina de color marrón, en dos tonalidades, también en color negro y en color rojo.

Con un poco de adherente, armaremos este amiguito sin ningún problema. Basta con realizar una base redonda, del tamaño que más te guste pero siempre siendo un poco más grande de la cuenta para tener espacio para poder pegarlo.

Esta será al base, un círculo. Ahora recorta una tira gruesa, puede ser media circunferencia… el grosor radicará en la profundidad de la pequeña cesta.

Arma todo el cuerpo, solo tienes que doblar la tira y pegarla sobre la base. Una vez hecho, dibuja los cuernos en un trozo de cartulina de otro color, recorta y pega.

Los ojos podemos pintarlos o hacerlos en cartulina negra y pegarlos. Por último la nariz la hacemos con cartulina roja y añade una sonrisa con un marcador negro.

Listo para meter caramelos y todo lo que quieras!

Dejar una respuesta