El Método Pilates se ha convertido en referente de para el entrenamiento del cuerpo y de la mente. Pilates puede ayudar a la relajación y el control del estrés, aparte de otros considerables beneficios. El Pilates tiene grandes beneficios y es muy recomendable para mujeres embarazadas. Los ejercicios están basados en ciertos patrones de movimiento que se realizan con los músculos de la pared abdominal y del suelo pélvico. Debido al embarazo, , los músculos de tu pared abdominal se estiran debido al crecimiento del bebé y, como resultado, pueden debilitarse. . Los músculos del suelo pélvico también sufren una gran tensión y tienden a estirarse y a descender más en la pelvis, debido al peso del bebé.

Muchos de ejercicios que se practican con el método Pilates se realizan en la posición de rodillas y con las manos en el suelo, ideal porque te ayuda a eliminar tensión de la espalda y de la pelvis y ya que, al final del embarazo, te puede ayudar a hacer que tu bebé adopte la posición perfecta para nacer. Es posible que aunque estos ejercicios te parezcan fáciles, durante el embarazo sientas que las clases normales de Pilates van demasiado rápidas para ti. Es normal ya que tú necesitas llevar tu ritmo. Por ello, antes de nada, debe consultar con un médico si en tu situación puedes realizar este método y si es conveniente hacerlo en un gimnasio o, por el contrario, mejor tú sola en casa.

En definitiva, debido al cambio en el cuerpo por el embarazo que provoca que pierdas elasticidad, y además mantener la postura es algo muy difícil de conseguir. Es beneficioso practicar pilates durante esta etapa.

Dejar una respuesta