leche-de-vaca.gif

 

Las alergias alimentarias son más frecuentes de lo que imaginamos. Te damos nociones básicas sobre tres alimentos que le pueden originar a tu bebé alergia o intolerancia

LECHE DE VACA

Entre el 2 y el 6% de los bebés desarrollan alergia o intolerancia a la leche de vaca. Es posible que tu bebé sea alérgico o presente intolerancia a las proteínas de la leche o a la lactosa (el azúcar de la leche). Estos trastornos vienen provocados por una deficiencia o falta de lactasa, la enzima que permite digerir la leche. Por ejemplo si notas que tu bebé está muy irritable y llora cada vez que defeca, es una claro síntoma de intolerancia a la lactosa.

HUEVOS

Este tipo de alergia normalmente viene provocada por las proteínas que se encuentran en la clara del huevo. Algunos niños toleran los huevos cocidos (pues la cocción mata determinadas proteínas) pero son alérgicos al huevo crudo.

CACAHUETES

Aproximadamente el 70% de los niños son alérgicos a los cacahuetes. Si tú o tu pareja tenéis antecedentes familiares de eccema, asma u otro tipo de alergias, no deberías darle a tu hijo cacahuetes antes de los tres años. Estos frutos son la principal causa de anafilaxis.

En muchos casos vas a tener que aprender a leer correctamente las etiquetas de los alimentos, ver los componentes que lo integran, para saber si alguno de ellos le puede originar alergia a tu bebé (siempre tienes que consultar con un dietista).

Dejar una respuesta