bebe

Las fórmulas infantiles son productos alimenticios diseñados para suplir las necesidades nutricionales de los bebés menores de un año de edad. Estos productos son, entre otros, leches artificiales en polvo, líquidos concentrados y alimentos ya preparados. En algunos casos, el pediatra recomienda este tipo de alimento para que el bebé tenga todas las propiedades que necesita. A veces, la leche materna es insuficiente, no le da todas las vitaminas que necesita o no es posible porque la madre no tiene leche, se recomienda que el niño tome estos alimentos. Existe una gran variedad de fórmulas disponibles para niños menores de 1 año que no están tomando leche materna. Esto, suple los beneficios de la leche materna.

Como hemos dicho, estas fórmulas se asemejan en su aporte de proteínas, azúcares y grasas, a la leche materna y suelen estar enriquecidas con hierro. también hay otros casos en los que se recomienda acudir a estas fórmulas si el recién nacido tiene alergia, intolerancia a la lactosa, etc. Estas fórmulas sólo deben utilizarse como alimento del bebé bajo consejo y supervisión del pediatra. Casi todos bebés toleran bien estas fórmulas. Los melindres y cólicos son problemas comunes.

Para preparar estos biberones, se debe hacer lo siguiente:

  • Prepare la fórmula de acuerdo con las instrucciones. No la diluya ni la prepare más concentrada de lo recomendado, ya que esto puede provocar que su hijo no la tolere bien.
  • Guarde las latas de fórmula en polvo en un lugar fresco y seco y con una tapa plástica.
  • Una vez hecho esto, guarde la fórmula en el refrigerador en botellas individuales o en una jarra con tapa hermética.
  • El agua mineral no se debe hervir. El agua del grifo se debe hervir durante 1 minuto y luego dejar enfriar.
  • Vierte el agua primero y cuando esté a temperatura adecuada, vierte la leche en polvo. Los cacitos que vienen dentro del envase te ayudarán a medir la cantidad.
  • Sostenga a su hijo cerca de usted y establezca contacto visual.

Dejar una respuesta