Amniocentesis

0

La amniocentesis es una prueba prenatal para detectar posibles problemas en el bebé como el síndrome de Down o la espina bífida. Consiste en la extracción de una pequeña cantidad de fluido amniótico entre las 16 y 20 semanas del embarazo. Los resultados suelen estar disponibles en menos de 15 días y tienen una probabilidad del 99% de ser ciertos.

Muchas mujeres tienen miedo a que sea un proceso doloroso. Por lo general, el procedimiento es similar a una toma de sangre, sin embargo, es posible emplear anestesia local para evitar la posible molestia o dolor. Al día siguiente de la prueba ya es posible retomar el ritmo de vida habitual (aunque los viajes y las relaciones sexuales deben aplazarse unos 3 días tras la prueba).

Otro miedo de esta prueba es la posibilidad de un aborto espontáneo. En cuanto a esto, las cifras desvelan que las probabilidades son bajas, tan sólo un 5% de las mujeres que decidan hacerse la prueba tendrán altas posibilidades de aborto. Es un pequeño riesgo que los padres han de sopesar bajo el consejo de su médico.

En embarazoparto.com podeis leer mucho más sobre ésta y otras pruebas prenatales.

Dejar una respuesta