Hay bebés que, a lo largo de la toma, se quedan dormidos sin haber mamado lo suficiente, y eso trae consigo que siempre este con hambre, que no descanse bien, que este molesto…..

Para despertarlo y animarlo a que siga mamando, te damos una series de consejos, que te podrán ayudar:

  • Intenta despertarlo cuando tiene el sueño más ligero (se observan movimientos rápidos de los ojos en los párpados, mueve piernas o brazos, hace movimientos de succión o búsqueda…).
  • Procura que no esté abrigado en exceso; el calor disminuye el impulso de succionar.
  • Háblale y enderézalo, pero, ojo, sin doblarlo por la cintura, pues podría causarle daños internos.
  • Desvístelo y cámbiale el pañal, acariciándole manos y pies.
  • Un baño y masaje también pueden ayudar o mojarle la cara suavemente con una toalla húmeda.
  • Estimúlale el labio con las yema de un dedo y deja caer sobre su boca unas gotas de leche.
  • Cambia de pecho si pierde interés y se está quedando dormido.
  • Varía de posición al dar el pecho.

Dejar una respuesta