Los niños deben aprender lo que está bien y lo que está mal necesitan oír la palabra “no”.  Pero, es sorprende ver la cantidad de padres que tratan de razonar intelectualmente con sus hijos, niños pequeños cuyo lóbulo frontal no es todavía capaz de procesar opciones sobre si algo está bien o mal o entender decisiones morales. Ya, las van a entender cuando les llegue su momento, no se puede forzar algo que es imposible…

Si el niño muerde a su hermano, cógelo y llévalo a otra habitación, deja que esté solo un rato y cuando salga explícale que si vuelve a hacerlo, volverá a quedarse apartado durante más tiempo. Luego sigue con tus actividades diarias como si nada hubiera pasado.

Cuando el niño se comporte bien, dale un abrazo bien fuerte, porque las acciones valen mucho más que las palabras. Con pequeñas acciones va ha entender más, sobre lo que puede o no hacer. Cuando tenga suficiente edad, podrás hablar con él.

Dejar una respuesta