bebe-y-mammmacita.jpg

 

Para que el masaje a tu bebé, sea un momento muy placentero, y logre satisfacer las necesidades y los beneficios para ambos debes:

Tener una serie de aspectos en cuenta:

1- No le hagas un masaje a tu bebé si está cansado, enfermo o tiene fiebre. El mejor momento para hacerlo es cuando está tranquilo y relajado, sobre todo antes de irse a la cama.

2- Jamás fuerces las extremidades de tu pequeño para hacerle el masaje.

3- No empieces el masaje si acaba de comer.

4- Si empieza a llorar, para el masaje y continúa cuando se haya calmado, pero si tiene hambre o está enfadado, deberías parar por completo.

5- Masajea la barriguita de tu pequeño haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj ya que ayudarás a que expulse el aire.

6- No realices masajes en aquellas zonas de su piel en las que pueda tener una herida, una irritación o un eczema.

7- Mantén a tu hijo caliente todo el tiempo. Si tiene frío prueba a hacerle el masaje con el pijama puesto.

8- Deja pasar al menos 48 horas tras las vacunas antes de hacerle un masaje.

9- Presta atención a tu propia postura.¡No querrás acabar con dolor de espalda!.

Dejar una respuesta