-

Atención: habla con un pediatra o un psicólogo infantil si tu hijo…

Tiene hábitos que parecen compulsivos. Si un niño necesita lavarse las manos cada vez que palpa algo o toca una puerta varias veces consecutivas antes de entrar a su habitación, puede que padezca un trastorno impulsivo compulsivo.

Presenta calvas en la cabeza, cejas o pestañas, con su manía de arrancarse el pelo. Esta tricotilomanía se ve agravada de forma considerable.

Tiene tics incontrolables. En este sentido, un guiño incontrolado, constante y exagerado de ojos, un trastorno alimenticio o patrones de conducta tales como movimientos y sonidos vocales involuntarios y repetidos (tose, se aclara la voz antes de hablar, repite palabras o frases inapropiadas,…), podrían ser indicios de padecer el síndrome de Tourette.

Los tics

Tiene una conducta que puede afectar a su salud. Por ejemplo, si se urga constantemente la nariz, se arranca costras o se muerde las uñas en exceso pudiéndole causar una infección.

También te puede interesar:
Creencias erróneas sobre la lactancia

Lo último...