bebebebeDurante la alimentación del bebé es posible que trague aire y produzca hipo en el bebé, ese sonido tan particular que en ocasiones preocupa. Sin embargo, puede estar tranquilo, pues es bastante frecuente durante los primeros seis meses de vida y al menos en el 80% de los niños.

En niños muy pequeños, el hipo es más frecuente porque a su corta edad los músculos del diafragma se encuentran poco desarrollados, por lo que, cualquier estimulación reacciona generan el hipo. Suele durar entre 5 y 10 minutos; pero si desea detenerlo antes del tiempo, puede darle un masaje suave en la espalda para que eructe; cambiarlo de postura para que el aire se muevaun poco de agua fría; flexionar las piernas contra su abdomen o darle un poco de agua fría. Cuando el bebé no toma bien el pecho es posible que trague aire, al igual cuando toma su biberón.

Algunos consejos que se pueden tomar en cuenta para evitar el hipo son los siguientes:

Prepare el biberón del bebé y aliméntelo a la hora correspondiente. De esta manera podrá evitar la ansiedad que se produce al tomar el pecho o la tetina.
-Mantenga el biberón con una inclinación adecuada, que permita mantener la tetina llena de leche.
-Utilice biberones y tetinas que eviten los cólicos.
-Trate de no sobrealimentar al niño.
-Si tiene hipo, no intente alimentarlo hasta que se le haya pasado.

Siempre se ha recomendado hacer eructar al bebé cada vez que come, con suaves palmadas en la espalda. Así podrá evitar el malestar que ocasiones esta mala conducción del aire.

Dejar una respuesta