jugar al futbol

Es muy posible que a tu pequeño le encante jugar al fútbol con su papá. ¡Quizá sea un Cristiano Ronaldo! Por supuesto, es demasiado pequeño para poner al descubierto sus futuras habilidades como futbolista, pero un aprendizaje temprano lo puede ayudar a desarrollar su potencial en el futuro, así como a fomentar su capacidad de comunicación. Además de suponer un ejercicio muy recomendable y evitar el sedentarismo. Muchas escuelas forman sus propios equipos y participan en minitorneos. Tu hijo puede divertirse mucho emulando sus ídolos deportivos.

Te damos algunas ideas para que ayudes a tu pequeño a desarrollar su actividad física cada día.

  • Juega a seguir una línea imaginaria en el suelo, o seguir la línea de las baldosas.
  • Crea un laberinto con objetos en el comedor o en el patio (si tienes) de tu casa, o juega a dar vueltas alrededor de un árbol en el parque. Así aprenderá a dominar los giros y el equilibrio.
  • Alrededor de los tres años, los niños aprenden a saltar sobre un pie y están listos para saltar a la pata coja; jugar a saltar en baldosas alternas. Reforzará su equilibrio y fortalecerá los músculos de sus piernas.
  • Proporciónale juguetes seguros para saltar, montar y empujar.

Dejar una respuesta