Evitar la acidez, durante la etapa del embarazo, se puede conseguir. Por un lado tengo algunos consejos que pueden ayudarte a prevenir la acidez y deje de molestarte. Pero por otro también os comento que no todas las mujeres somos iguales y que puede que estas molestias, se conviertan en algo continuo o pueden deberse a otros factores. Por estos motivos recomiendo ir al médico, si la acidez es demasiado fuerte y continua. De esta manera se puede descartar otros motivos o comenzar con una medicación adecuada.

evitar la acidez durante el embarazo

Evitar la acidez tan común, asociada a esta etapa del embarazo, es más fácil de lo que piensas. Siguiendo los siguientes consejos lograrás evitarlas o reducirla. Prueba y luego me cuentas ¿Qué te parece? Si estás incómoda y molesta, después de cada comida y también sientes una especie de ardor en el esternón, tienes acidez. Seguramente la misma, empeora cuando nos acostamos después de comer.

CONSEJOS PARA EVITAR LA ACIDEZ

Para evitar que la comida, mezclada con los ácidos del estómago, vayan hacia arriba… en vez de hacia abajo, intenta siempre acostarte un rato después de comer. Si acabas de ingerir algún alimento, intenta esperar dos horas antes de acostarte o, al menos, una hora. También hay que evitar comer alimentos muy grasos o las comidas copiosas. Estas últimas son lo peor, intenta evitarlas es mejor comer poco y a menudo, que en exceso.

Si tienes acidez, procura evitar los productos picantes. Eliminarlos de la dieta, es una gran solución a tus ardores, verás cómo te sientes mejor. Por otro lado y por mucho que cueste, los alimentos y platos fritos… hemos de evitarlos o reducirlos. Por la noche es mal momento para este tipo de comida, es mejor algo más liviano. Los fritos como mucho de día y en poca cantidad. Además debes masticar bien la comida, no tragues trozos tan grandes.

Si la leche no te sienta mal, puedes tomarte un vaso antes de dormir. Esto te ayudará a conciliar el sueño y a disminuir los molestos ardores. Es una idea cambiar la almohada, a ver si puedes conseguir una en la que nos sintamos más a gusto y no notemos ardores. Estas almohadas serán un poco más altas de lo común. Por último, como he dicho al comienzo, si las molestias continúan o van a peor es mejor llamar al médico.

Fuente: zantacsideeffects

Compartir
Articulo anteriorDIY: Juguete acuático para niños
Artículo siguienteLa primera fiesta de Halloween

Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc.
Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)… ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta