Con cartulina se pueden lograr unas marionetas o unos divertidos conejos articulados, para decorar una habitación infantil. Muchas veces a los niños les encanta volver a los jueguetes tradicionales, económicos, y sobre poder hacerlo con sus propias manos.

Vemos como hacerlos:

1-Recortar en papel los moldes de los conejitos. Dibuje la silueta de los moldes en cartulina y recorte.
2- Pegar la nariz. Pegue la nariz a la cara de los animales y deje secar el pegamento del todo. Disponga todas las partes del cuerpo sobre la mesa para poder hacerse una idea de los puntos donde deben hacerse los agujeros.
3- Marcar y hacer los agujeros. Marque con un lápiz el lugar donde hay que hacer los agujeros para los encuadernadores, asegurándose de que los puntos de cada pieza de cartulina coincidan con el resto. Emplee un utensilio afilado para traspasar con un corte los puntos marcados en la cartulina.
4- Introduzca un encuadernador en cada corte y dóblele las patillas para que queden planas por la parte de atrás de los animales. Repita la operación con cada orificio hasta montar el animal entero.

Más trucos
Emplee dos tonos de rosa. Sujete las figuras ya terminadas a una tinca con brochecitos de madera para que sirvan como elemento decorativo en un dormitorio infantil

Dejar una respuesta