-

Cómo se relacionan los niños entre los 3 y 5 años

ninos_infancia.jpg

En ésta etapa muchos niños están constantemente midiendo sus fuerzas y comprobando quién de todos es el más alto o el más rápido. “Soy más rápido que tú”, “¡Yo soy más alto!”, “¡Tengo más figuritas y más autitos que todos!”. Es muy común escuchar a nuestros hijos el día librando batallas de superlativos.

Aunque muchas veces este comportamiento resulta desesperante para los padres, hay que entender que es una fase normal en su evolución. Ahora se siente más fuerte que nunca y mejor que nadie. Sus fanfarronadas son parte importante de su manera de relacionarse con otros niños. Así que, en lugar de intervenir, es mejor armarse de paciencia.

A esta edad, las palabras son un arma muy potente, incluso recurren a las palabrotas y a los insultos para demostrar su superioridad. Muchas veces vemos que basta con que un niño le diga a otro un simple:”¡Eres un idiota!”, para que éste se eche a llorar y se sienta vencido, aunque hasta ese momento fuera un contrincante con ventaja.

Cuando tienen entre 3 y 5 años, el poder de convicción de la palabra es enorme. Así que, cuando otro pequeño de su misma edad le dice: “¡Soy más rápido que tú!”, ni siquiera hace falta que haga alarde de su presunto estado físico para hacer que su compañerito se retire. Pero la competencia va más allá del terreno verbal. Hagan lo que hagan (correr, andar en bicicleta, patinar…), siempre tienen que medir su fuerza, su habilidad.

A esta edad las pequeñas disputas son sólo ensayos. Con cuatro años quieren probar hasta dónde pueden llegar. Cada vez son más conscientes de las diferencias que existen entre ellos y los otros niños de su edad. Se empiezan a dar cuenta de que es posible que algo que ellos no  pueden hacer, otros sí, pueden conseguirlo.

También te puede interesar:
Las emociones y los gestos de los niños
También te puede interesar:
Casa segura reglas a seguir

Cuando un niño le dice a otro “eres mi amigo”, es algo así como si le hubiese concedido una condecoración. Pero las amistades muchas veces no suelen durar mucho. Amores y desamores se suceden rápidamente. Hoy pueden ser inseparables y mañana ni mirarse. La convivencia implica competencia. Y ésta es esencial ahora para afianzar la confianza en sí mismos.

Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

Para criar a un niño independiente y seguro de sí mismo es muy importante saber en qué momento intervenir, y en que otros dejar...

Genitales: la importancia de llamarlos por su nombre

La importancia de que los niños digan por su nombre a los genitales es para que los acepten como tal, de otra manera el...

¿Cómo elegir la talla adecuada para la ropa de bebé?

La llegada del nuevo bebé es un momento mágico y esperado, no solo por los padres, sino por todos los seres cercanos al pequeño....

Joolz HUB+, un cochecito de paseo compacto y ligero para conquistar la ciudad

Cuando una familia busca un cochecito de paseo para su bebé, lo que busca es comodidad y que sea ligero a la hora de...

Bicicletas sin pedales: ¿qué beneficios que tiene para los niños?

Las bicicletas sin pedales están pensadas para niños a partir de 2 años. Sabemos que no es una tarea fácil aprender andar en bicicleta...