consejos-para-papa.jpgSIENTASE ÚTIL DURANTE EL PROCESO DE AMAMANTAMIENTO: Coopere en la atención del bebé en la medida que le sea posible: cambiar pañales, preparar el baño, vestirlo, cargarlo, estimularlo, hablarle.

MANTÉNGASE SERENO: El amamantamiento puede producir también dificultades y cansancio a la familia, especialmente a la madre, sea cariñoso y acompañe las tareas.

• PROCURE OCUPARSE Y ATENDER MÁS A SUS OTROS HIJOS: Así no se sentirán dejados de lado por la llegada del nuevo hermano. Esto le permitirá a su pareja dedicarse más al recién nacido. No le de a su hijo chupete, ni leche de mamadera.

• PERMANEZCA ATENTO: a las variaciones del deseo sexual de su mujer durante el período de amamantamiento. Éste puede ser el momento de buscar y vivenciar nuevas experiencias o hábitos sexuales, adaptándose a las nuevas circunstancias propias del período.

SEA PACIENTE Y COMPRESIVO: Durante el período de amamantamiento exclusivo, es poco probable que su mujer pueda realizar los quehaceres de la casa, colabore. Las necesidades del recién nacido son prioritarias.

MANTENGA LAS CARICIAS HABITUALES: Sepa cuando reanudar las relaciones sexuales con su pareja. Pasados los primeros 30 días del nacimiento de su hijo reanude sus relaciones sexuales en acuerdo con su pareja. No suspenda las caricias habituales que mantienen con su compañera, converse del tema.

EL ÉXITO DE ESTE PERIODO DEPENDE: en gran parte de su actitud, la lactancia materna exclusiva debe llegar hasta los 6 meses. Ella favorecerá que su hijo crezca sano y sea inteligente.

1 comentario

Dejar una respuesta