rutinas.jpg

Hábitos y rutinas se deben enseñar desde pequeños, te ofrecemos ciertos consejos que te pueden ser útiles.

TEN PRESENTE QUE:

• Empieza el día con una sonrisa, un beso o algún tipo de caricia, en vez de con prisas, gritos y nerviosismo.

• De lunes a viernes habrá que respetar los horarios y las rutinas marcadas con antelación.

• Los fines de semana podremos ser un poco más flexibles, aunque los hábitos básicos deberán mantenerse como el aseo, el orden, el respeto, la responsabilidad……

• Asigna  siempre un lugar para el estudio y para hacer deberes.

• Hay que marcar límites y utilizar la disciplina cuando sea necesario. Los padres son los que tienen la autoridad y no los hijos.

• Las reglas han de ser claras y no negociables. Si establecemos cómo ha de ser una conducta, no haremos excepciones para evitar confusiones.

• Reconoce los esfuerzos que van realizando y si no lo consiguen hay que ayudarlos y motivarlos.

• Fomenta la convivencia familiar.

• Utiliza siempre el juego. Esto a ayudará a que las cosas se vayan consiguiendo con mayor facilidad.

Uno de los momentos más complicados del día es la hora de acostar a los niños. Como duerman condicionará cómo se va a desarrollar el día siguiente.

Existen una serie de acciones básicas muy importantes y útiles.

• Establece siempre la misma hora para acostarse.

• Antes de acostarse hay que tratar del que niño haga alguna actividad más bien relajante, que lo tranquilice.

• Permite que el niño se acueste con algún peluche o juguete de apego.

• Deja alguna pequeña luz encendida, si el te lo pide.

• Hay que evitar acostarse con ellos. Si lo hacemos sólo conseguiremos que se acostumbren y luego será más difícil dejarlo.

• Si llora hay que dejarle y no acudir todas las veces, solamente cuando sea estrictamente necesario.

Dejar una respuesta