timido

Tercera parte. Consejos para que tu hijo se más independiente.  Abrázale mucho, lejos de convertirle en un niño dependiente, tu presencia cercana fomenta su seguridad y le permite relacionarse con los demás con mayor facilidad. Pero hay ciertas cosas que debes evitar hacer.

Lo que nunca debes hacer:

  • alargar las despedidas: Sólo prolongan la ansiedad de la separación. Un beso y un adiós es suficiente.
  • Marcharte sin que te vea o sin decir adiós: Algunos padres “se escabullen” para evitar la despedida, pero esta actitud crea inseguridad a los hijos.
  • Irte sin asegurarle tu vuelta: Es importante que sepa que vas a volver y que seas muy puntual a la hora de recogerlo.
  • Llamarle con frecuencia o usar internet para contactar con él: Hasta los seis años, no tienen una clara conciencia temporal, y el contacto frecuente sólo renueva la ansiedad por la separación. Pregunta por él a sus cuidadores y ya está.
  • Decirle que “la escuela no es mala”: Explícale que en la escuela no le va a pasar nada y que todo el mundo le va querer denota una falta de confianza por nuestra parte en el niño y en su capacidad para desenvolverse.
  • Molestarte porque no se tire a tus brazos tras tu ausencia: Para el niño tu ausencia ha supuesto un cambio de rutina en su vida diaria y requiere tiempo para volver a adaptarse.
  • Crearle falsas expectativas: Exagerar lo bien que se lo va a pasar y lo fantásticas que van a ser las colonias sólo puede contribuir a aumentar su malestar i después se siente decepcionado.

1 comentario

Dejar una respuesta