boquera.jpg

La comisura de los labios es un lugar propenso a lesiones (inflamación, grietas, granitos….), que se conocen como boqueras. El problema más frecuente es una infección bacteriana (estafilococo), aunque también puede tratarse de un virus (el del herpes simple), de un hongo o de un simple eccema (por sequedad, flujo de la saliva, etc).

Siempre que aparezca una boquera, hay que acudir al pediatra para que determine su origen. El tratamiento es distinto en cada caso y puede ser contraproducente aplicar cualquier pomada sin consultar con el médico.

Es importante tratar de que el chico no se toque la lesión para favorecer su curación y evitar extenderla a otras zonas (en el caso del estafilococo, la bacteria puede pasar a los ojos y causar orzuelos)

Dejar una respuesta