-

Decora el cuarto de tu niño según los colores

decoracion-feng-shui-amarillo.jpg

Seguiremos viendo más colores para decorar el cuarto de tu niño, según la personalidad que tenga. Anteriormente te explicamos los colores: verde, rojo y azul, ahora te daremos las características de los dos últimos el amarillo y el blanco. En cuanto a la orientación ideal para su habitación, te decimos que no hay orientaciones, malas ni buenas. Existen ocho posibles orientaciones (norte, sur, este, oeste, nordeste, noroeste, sudeste, suroeste). Cada niño tiene cuatro orientaciones que le son favorables y otras cuatro que no lo son tanto. Éstas van en función del sexo y de la fecha de nacimiento, y para saberlo con exactitud hay que consultar a un experto en feng shui.

 AMARILLO

Un entorno amarillo contribuye a clarificar las normas y los valores. Es el más optimista de la paleta de colores.

Es adecuado
• Para levantar el ánimo
• Fomentar la claridad de expresión
• Contrarrestar los sentimientos de asilamiento y soledad.

Es inadecuado
• En el caso de niños muy habladores.
• En el dormitorio de un hijo único.

BLANCO

Estimula el intelecto. En una habitación con grandes dosis de blanco es difícil relajarse, aunque también evita sentirse frustrado u oprimido.

Es adecuado
• Si tiene defectos de visión
• Para tener la mente clara y despejada
• Porque incrementa el optimismo.
• Si tiene mucho miedo a la oscuridad

Es inadecuado
• Si no puede para de hablar
• Si se inquieta y se preocupa.
• Para un niño que le cueste relacionarse con los demás niños.
• Para un niño que requiere demasiada atención por parte de los adultos.

También te puede interesar:
Más información sobre los cólicos
También te puede interesar:
Ideas para desayunos saludables
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...