Dejar el pañal

0

Para que un niño de corta edad pueda ir al baño por sí mismo y dejar los pañales, sus órganos y su sistema nervioso deben ser suficientemente maduros. Este es un proceso que requiere de un tiempo. Así mismo, indicamos algunas pautas que le pueden servir de gran ayuda.

-Enséñale dónde puede encontrar el orinal o el adaptador. Acostúmbrate a colocar el recipiente en un lugar al que pueda acceder él mismo y sin dificultad alguna.

Bebé en el orinal

Incítale a utilizarlo. Propónselo cada 2 horas, ya que cuando son tan pequeños, aunque tengan ganas, pueden estar ocupados y no darle la importancia que requiere, hasta que ya es demasiado tarde. Si se muestra inquieto y se mueve desazonadamente mientras juega, ofrecelé el orinal o el adaptador sin esperar.

No le fuerces. Si la higiene no parece ser su prioridad, no hay por qué alarmarse. Aún está cómodo en sus pañales o tal vez le gusta dejarse mimar mientras le cambias el pañal. Lo ideal es esperar un par de semanas para volver a intentarlo.

Reacciona rápidamente si te pide el orinal. No le hagas esperar en ningún caso. Y, al contrario, si cada dos horas no tiene ganas todavía, amplía los intervalos de tiempo.

Dejar una respuesta