epidural

Continuamos enumerándote 10 aspectos sobre la epidural que te serán muy útiles. Y las circunstancias y las del parto decidirán si te la ponen.

5.También para cesáreas:

Si tu parto va a ser por cesárea (siempre que no sea  de emergencia, recuerda que tarda 20 minutos en hacer efecto),  la epidural tiene la gran ventaja de que podrás presenciar con todas tus sentidos bien despiertos el nacimiento de tu bebé, lo que no es posible con la anestesia general, ya que permaneces
dormida.

Incluso si en el mismo momomento del parto, el médico cree que es preciso una cesárea, no hará falta que te vuelvan a pinchar: en el mismo catéter de la analgesia epidural se inyecta más dosis y concentraciones de
anestésico, de forma que además de eliminar por completo la sensibilidad del dolor se abole la funcion motora para permitir la práctica de la cesárea. En este caso, además, te trasladarán a un quirófano.

6. El anestesista no siempre vigila:

Cuando se realiza una analgesia epidural para un parto sin problemas no es necesario que el médico anestes¡sta esté permanentemente a tu lado. Una vez que ha colocado el catéter y establecido la dosis precisa, si no surge ningún
contratiempo, una enfermera puede controlar que todo va bien.

7. A veces no hace efecto:

El espacio epidural no es un espacio libre y puede tener tabiques. Por eso, y porque el catéter puede introducirse involuntariamente por algún agujero de las vértebras, es por lo que en algunas ocasiones  la analgesia no se consigue, y la futura mamá nota los dolores con toda su intensidad. A veces también pasa que sus efectos son parciales y la mujer sólo nota adormecimiento en una pierna. Los médicos entonces dice que la epidural está parcheada”.

1 comentario

Dejar una respuesta