Cuarta parta de nuestro recopilado de las dudas y preguntas más frecuentes con respecto a la sexualidad durante ele embarazo.

9. ¿El bebé percibe los orgasmos como yo?

No son malos; todo lo contrario, son buenos para él. Tu bebé no sabrá que estás manteniendo relaciones o disfrutando de un orgasmo, pero sí experimentará el efecto de las hormonas de la felicidad. También se verá mecido por las suaves contracciones del útero. En realidad contribuye al bienestar del bebé dentro de ti. Y con el aumento de los niveles hormonales te resultará más fácil alcanzar el clímax: algunas mujeres incluso experimentan sus primeros orgasmos múltiples durante el embarazo.

10. Son seguras las relaciones sexuales al final del embarazo?

En la mayoría de los casos, no pasa nada. Si has experimentado sangrados, o la bolsa de líquido amniótico gotea, corres riesgo de tener un parto prematuro y tu ginecólogo te lo avisará con tiempo para que te abstengas antes de correr ningún peligro. Aunque en un embarazo normal tu bebé está muy a salvo, muchas parejas prefieren evitarla penetración completa cuando llegan al final del embarazo, ya que es sencillamente incómodo. La cérvix también se sensibiliza, está más blanda y, en consecuencia, la actividad sexual quizás ocasione sangrados que, aunque por lo general no indican nada malo, pueden crear ansiedad.

El sexo al final del embarazo puede incluso ser útil, por ejemplo, en los casos en los que se ha pasado la fecha prevista de parto, ya que los agentes químicos del esperma (prostaglandinas) pueden inducir las contracciones y acelerar el parto. Esto sólo ocurrirá si tu cuerpo está preparado para dar a luz: las prostaglandinas, por sí mismas, no son suficientes para provocar un parto antes de tiempo.

Dejar una respuesta