sonrisas

No hace falta hacer un mundo de todo lo que rodea a tu hijo. No todo es un trauma y no todo debe convertirse en situación de conflicto a los ojos del niño. Hay que tratar de darle a cada cosa su importancia. Si a todas las situaciones las ponemos en la categoría de conflictivas, esas  ideas tan tremendas sólo conseguiremos crearle expectativas negativas que limitarán su capacidad de actuación y de resolución.

Te ofrecemos una serie de consejos:

  • Crearle nuevas expectativas desde el punto de vista de la solución, no todo es conflictivo (hay situaciones que ocurren, pero tienen una solución sencilla).
  • Incúlcale ideas positivas y optimistas a las que sea capaz de enfrentarse.
  • Tu hijo será como los demás lo ven. Si las personas que le rodean en su círculo familiar tienen una idea positiva de él, sacaremos de ese niño lo mejor que tenga, pero cuidado, porque al contrario también ocurre. Un ambiente negativo,  puede influir en forma muy negativa en el caracter de los niños. 

Dejar una respuesta