tomar agua

El agua es esencial para todas las funciones que se desarrollan en el cuerpo humano y como tal, el bebé debe consumir este líquido. Hasta los seis meses no es necesario que beba agua ya que la leche materna hace todo el trabajo. Sin embargo, a partir de los seis meses que es cuando empezamos a darle otro tipo de alimento a nuestro hijo, el agua debe ser fundamental. Debemos tener claro que el bebé no sabe pedirnos agua, así que, debemos estar pendientes de darles cada ratito para que esté bien hidratado y no tenga problemas de salud.

La ingesta de agua tiene que ser suficiente como para equilibrar las pérdidas que se realizan por orina, heces y evaporación, y poder mantener así un adecuado estado de hidratación en los tejidos del organismo. Los niños, en comparación con las personas adultas, contienen una cantidad superior de agua en el cuerpo. Se estima que el 70% del peso del organismo de los lactantes está compuesto por agua, frente al 50% de un adulto.

Conforme va creciendo el bebé, se aconseja insistir más en que beban agua. Sería interesante que los niños de 1 a 3 años tomaran entre 1,1 y 1,3 litros de líquidos al día, de los cuales, unos 800 o 1.000 ml provendrán del agua, como bebida principal. Esto supone que el niño tendría que beber unos 4 o 5 vasos de agua diarios.

Dejar una respuesta