-

El astigmatismo en los niños

astigmatismo

Es importante detectar los trastornos de la visión antes de los tres años.

Apenas nace, el bebé ve su alrededor borroso y empieza a desarrollar la vista en función de sus necesidades. Al principio ve definido lo que está a unos 20-30 centímetros de su cara, poco más allá de su brazo extendido: la cara de mamá y el pecho que tan bien conoce. Y, lentamente, va ampliando su campo de visión: un poco más lejos, un poco más, un poco más…

La agudeza visual de los niños no pasa del 0 al 100 de un día para otro. Es más, hasta los 6 años no alcanzan el ciento por ciento de su visión. Pero eso no quiere decir que no existan ni podamos descubrir problemas en la vista antes de los 6 años: puede haberlos y cuanto antes los detectemos más posibilidades tendremos de corregirlos. ¿A qué debemos estar atentos?

Astigmatismo

Se produce porque la córnea (la membrana transparente del ojo) tiene forma irregular.

En qué consiste: Una parte de la imagen queda enfocada por delante del resto, tanto en los objetos cercanos como en los lejanos. Los pequeños con astigmatismo general­mente ven las líneas verticales mejor que las horizontales.

Cómo detectarlo: En ciertas ocasiones, los niños pueden girar la cabeza para mirar algo, ya que hay una parte de la córnea con la que enfocan mejor. No obstante, no es fácil de detectar, a menos que el pequeño exprese que ve borroso o manifieste otras molestias.

También te puede interesar:
Problemas de mala absorción de ciertos alimentos

Tratamiento: Si el astigmatismo genera problemas en la visión, el tratamiento habitual son los ante­ojos. Suele ir asociado a miopía o hipermetropía

También te puede interesar:
La adquisición de la lateralidad: Zurdos o diestros (II)
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...