Un grupo de científicos de Europa están investigando si la alimentación que tenga la madre durante el embarazo pueda afectar al futuro niño en su comportamiento y rendimiento mental. Las conclusiones de este estudio están plasmadas en el proyecto «Nutrimenthe» que ha sido dirigido por una investigadora de la Universidad de Granada, que comenzó en 2008 y pretendía  investigar el efecto de la dieta sobre el rendimiento mental de los niños.

niño

Madres y niños de todas partes de Europa han sido estudiadas durante cuatro años y han analizado el efecto que ejercen a largo plazo la ingesta de proteínas, ácidos grasos omega-3, vitaminas como las B o el ácido fólico, micronutrientes como el hierro o el yodo y la leche materna sobre desarrollo cognitivo, emocional y conductual de los niños desde antes del nacimiento y hasta los 9 años.

El estudio aún no ha terminado. De momento, se ha demostrado que la ingesta de ácido fólico en el embarazo puede reducir la probabilidad de desarrollar problemas de comportamiento durante la niñez. Además, si la embarazada consume pescado estará beneficiando a su hijo por sus ácido grasos Omega 3 y por su contenido en yodo. Ésto tiene un efecto positivo sobre la habilidad para la lectura en los niños. Existen otros factores que pueden afectar al desarrollo mental de los niños, como la edad de los padres o su nivel educativo y socio-económico, y también, como se ha demostrado en el Proyecto, la base genética de la madre e hijo. Os iremos contando novedades sobre este interesante proyecto.

Dejar una respuesta