la-muerte.jpg

Hablar de la muerte es difícil para todo el mundo, los niños incluidos. Ésta es una conversación que ningún padre debe mantener. Pero, del mismo modo que un día u otro te pedirán que les aclares la historia de “esa semillita que dicen que siembran los papás en las mamás”, la muerte de un ser querido (o de una mascota), es algo que, antes o después todas debemos explicar.

Y aunque se trata de algo que nadie desea, estar preparada para ese difícil momento y saber lo que debes (y no debes) decir puede marcar una gran diferencia en la forma que tenga tu hijo de afrontar la situación. El concepto de la muerte no es fácil de entender para los niños muy pequeños, “En general, los niños sólo empiezan a comprender la idea de permanencia cuando tienen 5 o 6 años”

Aunque la idea de proteger a tu hijo del concepto de muerte durante el mayor tiempo posible puede ser tentadora, lo cierto es que hablar del tema abiertamente con él puede ayudarle a manejar sus sentimientos cuando lo inevitable llegue, a veces es bueno afrontar la situación a una edad temprana, recuerda que esta situación se puede dar en un dibujito animado, en una mascota, en un pescadito, en un hámster, en un pajarito…., afrontar todo el ritual de un funeral cuando muera es otra manera de preparar a tu hija y ayudarle a entender la  muerta.

2 Comentarios

  1. como decir a mi hija si llegase a perder un embarazo. ella tiene 4 años, ya sea cuando no se note la panza o por el contrario si lo este.

Dejar una respuesta