Diremos que el escroto es una porción de piel, con forma de bolsa, situada bajo el pene y que contiene los testículos.

Se habla de escroto agudo cuando el niño manifiesta enrojecimiento de la zona, color violáceo, hinchazón o dolor al tocarlo.

Nota: la prueba más evidente es el llanto incontrolado del bebé.

Se puede producir debido a diversas causas, las cuales conviene consultar con el pediatra rápidamente, ya que algunas suponen auténticas urgencias.

1. Torsión de hidátide de Morgagni: es la causa más frecuente de escroto agudo.

Es una especie de verruga del tamaño de una lenteja, situada en los testículos y que está unida por un fino pedículo. Cuando éste se tuerce provoca un dolor bastante agudo.

Respecto a la sintomatología comentaremos que, puede observarse en el interior del escroto un punto azulado que se desplaza al palparlo. El dolor es progresivo, aumentando al realizar tocamientos en la zona.

Y del tratamiento diremos que, el médico recetará medicamentos para el dolor y, si su naturaleza es muy intensa, recomendará su inmediata extirpación.

2. Torsión testicular: es muy grave. Puede hacer su aparición en recién nacidos e, incluso, adolescentes. Requiere de una intervención quirúrgica inmediata.

El testículo se tuerce alrededor del cordón espermático; zona por donde pasan los nervios, las arterias y las venas, así como el conducto deferente (por el que, tras la pubertad, saldrán los espermatozoides).

Respecto a la sintomatología comentaremos que, provoca un dolor muy brusco e intenso debajo de la ingle. Se asocia a malestar general e hinchazón del escroto. El bebé manifiesta palidez y sudoración; puede tener algunos grados de fiebre y su llanto es desconsolador.

Y del tratamiento diremos que, se deberá de corregir con una intervención quirúrgica antes de cuatro o seis horas. En caso contrario, se puede producir una necrosis irreversible del testículo, con su consiguiente destrucción de los tejidos; ya que le falta el aporte de sangre, perdiéndose definitivamente.

Fotografia de un niño en periodo de lactancia

Dejar una respuesta