A partir del año y medio, los niños suelen pasar por una etapa de inapetencia y es frecuente que jueguen con la comida. Además, ya no quieren que les ayudes y quieren comer solos.

No conviertas la hora de la comida en una batalla, aprovecha ese espíritu de independencia para enseñarle, sin que lo note, a comer correctamente.

Necesitarás un poco de paciencia, o mucha, pero pronto verás los resultados.

  • Dale sus propios cubiertos.
  • Elige cubiertos de plástico para evitar que se rompan si se caen, cosa que sucederá más de una vez.
  • Cómprale un vaso con asas para que lo pueda sujetar sin problemas.
  • Córtale la carne y el pescado a trocitos para que le sea más fácil comer solo.
  • y, … y no le regañes cuando se manche la ropa o el mantel, es inevitable.

Dejar una respuesta