NT5243148

Aprender a hablar es un proceso lento y por etapas, en el que los padres podemos y debemos hacer mucho para ayudar a nuestro hijo en esa tarea importantísima de aprender a expresar los sentimientos, las emociones, el pensamiento.

¿QUÉ SABE DECIR?

El aprendizaje de cualquier idioma empieza con el balbuceo y las sílabas dobles “da, da”, “pa, pa”, “ma, ma”, Con estos elementos, el bebé parece formar frases, pero esto sólo significa que las sílabas tienen un ritmo. Le encanta conversar con la gente. Si le seguimos el juego, nos contará muchas cosas.

Tengamos en cuenta que…..:

Los padres estamos ansiosos por oír la primera palabra de nuestro pequeño, y si es “mamá o “papá” nos entusiasmará todavía más. Estas palabras no tardarán en llegar, ya que son sencillas para el bebé porque se componen de sílabas dobles. No debemos sentirnos frustrados si en un principio el  pequeño llama “mamá” a todo el mundo. Auque a esta temprana edad ya sea capaz de pronunciar esas sílabas dobles, con frecuencia desconoce su significado.

Cómo debemos estimularlo:

Hay que hablar mucho con él, por ejemplo, comentarle lo que estamos haciendo en cada momento. “Bueno, y ahora voy a llenar tu vaso con agua”. En cuanto al tono de voz, sigamos nuestro instinto, elevémoslo cuando nos parezca oportuno o susurremos si lo consideramos adecuado….Es importante pronunciar muy bien todas las palabras.

Lo que no hay que hacer:

Que suene constantemente música o la radio o la televisión. Estos sonidos de fondo confunden al bebé, porque todo lo que oye tiene para él el mismo valor, tanto la voz de mamá o de papá como lo que suena por ahí. Si recibe demasiados estímulos, se retrae, y la “ventana del habla” en su cerebro no se volverá abrir hasta ver la posibilidad de mantener diálogos sin molestos ruidos de fondo.

Dejar una respuesta