El pañal de mi bebé está impregnado de una sustancia amarillo-verdosa, ¿debo preocuparme?

0

Madre con bebé en brazosDurante los dos o tres primeros días de vida, el recién nacido expulsa una sustancia pegajosa y espesa de color verde oscuro o negruzco (meconio). Esto no es más que el contenido intestinal del feto. Tras varios días, los bebés que se alimenten con leche materna, realizarán sus deposiciones de 6 a 8 veces al día. Pero, estas defecaciones serán suaves y blandas, de color amarillo o verdoso; así mismo, el olor será suave, como a mantequilla.

En contraposición, los niños alimentados con leche artificial (también llamada de fórmula), realizarán sus caquitas de 2 a 3 veces al día. También variará su aspecto: son más espesas y compactas, más oscuras y su olor es más fuerte y amargo.

Si el pequeño tuviera diarrea sus deposiciones serán líquidas y verdosas, pudiendo contener mucus, y su ano estará irritado. Generalmente es causada por una infección y necesitará tratamiento. En estos casos, es muy importante contactar con el pediatra para que evalúe la situación. Sólo así se podrá evitar una deshidratación.

Dejar una respuesta