Estimulación temprana para bebés: La natación

clasesnatacion.jpg

Durante sus primeros meses de vida el bebé (feto) se encuentra en un medio líquido, en el cual se mueve libremente, juega se desarrolla, hace sus necesidades fisiológicas, etc. Al nacer el cambio de ambiente es muy estresante, por lo cual, volver a encontrarse en un medio similar como es el de inmerso en la piscina le resulta muy placentero, al igual que compartirlo con sus progenitores.

Luego del tercer mes de vida y con la autorización del pediatra los bebés pueden comenzar con la actividad en la piscina. La relación con el agua, su adaptación al medio, a los demás integrantes de la actividad como ser otros bebés y sus respectivos padres, los docentes, los materiales.

El desenvolvimiento que proporciona el agua y las futuras posibilidades de supervivencia, el gusto por la recreación, el disfrute de la actividad en forma saludable, en un ambiente de felicidad, son algunos de los objetivos de la actividad.

Ir arriba