bebe-enfermo.jpgLos catarros son procesos leves que no suelen acarrear complicaciones salvo las molestias propias de la congestión nasal. Hay ciertas estaciones del año en las que éstos son más frecuentes. Para prevenirlos puede ser útil.

• Evitar las variaciones bruscas de temperatura.

• Utilizar prendas adecuadas al tiempo que hace.

• Evitar que el niño sude y luego se quede frío.

Darle abundante líquidos, lactancia materna o alimentos ricos en vitamina C, dependiendo de la edad.

• Evitar el uso prolongado de aire acondicionado.

Dejar una respuesta