cocinerito.jpg

Continuamos dándote ideas sobre esta actividad que es práctica y divertida. Aprovecha un día lluvioso o una tarde del fin de semana para pedirles que te echen una mano. Se sentirán importantes y les encantará y todo se realiza en familia.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LOGRAR QUE TODO SALGA A LAS MIL MARAVILLAS:

• A la hora de elegir las recetas, es importante tener en cuenta las edades de los niños que vayan a prepararlas.

• Si tienes más de uno, asigna las tareas de más responsabilidad a los mayores y las sencillas, sin que sean aburridas, a los más pequeñitos de la casa.

• Conviene que sean ellos mismos los que escojan el menú, para que sientan que participan en el juego, y no son sólo “mano de obra”.

• La organización es fundamental. Así que, además de pensar el listado de paltos, pídeles que te acompañen al supermercado y te ayuden a buscar los ingredientes necesarios. También aprenderán a localizar los productos en las tiendas, saber su costo y dónde se guardan una vez en casa.

• Dentro de la cocina, cada niño debe tener claro cuáles son sus responsabilidades y colaborar con los demás.

• Para que vean que apreciamos su ayuda, debemos pedirles que opinen y dejarles probar los platos: ellos decidirán si la pizza ya está cocida o si hay que añadir leche a la salsa de chocolate para que resulte más cremosa.

SUS PLATOS PREFERIDOS:

• Si tus hijos son pequeños, apuesta por las manualidades: les encantará ayudarte con los moldes de galletitas, o pastelitos….

• Otra posibilidad es prepara albóndigas o mini hamburguesa variadas: con cebolla picada, aceitunas cortadas en trocitos, champiñones…

• Si preparas croquetas, puedes organizar el trabajo “en serie”: uno de los niños les dará forma y las enharinará, otro las pasará por huevo batido y pan rallado, y finalmente tú alejada de ellos, tendrás la tarea de freírlas.

• Si utilizas varios ingredientes, puedes poner banderitas con palillos y papeles de colores para identificar los diferentes sabores. Utiliza toda la imaginación y la de ellos.

Dejar una respuesta