Tu dieta durante el embarazo debe ser variada, equilibrada, completa y adecuada. Si, de verdad, quieres comer bien ahora, sigue ciertas recomendaciones

1. Si sufres náuseas o vómitos, realiza cinco o seis comidas diarias de poco volumen y selecciona formas sencillas de preparación. En general, no abuses de la sal, y la que tomes, que sea yodada.

2. Consume 3-4 raciones de lácteos al día durante todo el embarazo. Son una excelente fuente de calcio y proteínas. Si debes controlar tu peso, elige siempre variedades desnatadas.

3. Escoge buenas fuentes de hierro como las carnes. Puedes aumentar la absorción del hierro acompañándolo de vitamina C (naranja, pomelo, mandarina, limón…). No tomes infusiones hasta, al menos, dos horas después de haber comido.

4. No sigas dietas de adelgazamiento ahora. Si padeces sobrepeso, mejora la calidad de lo que comes y elimina los “extras”.

5. Prescinde absolutamente del alcohol. Con respecto a otras bebidas, limita la cafeína a dos tazas de café o cinco bebidas de cola, como máximo.

Compartir
Articulo anteriorLas deposiciones extrañas en los bebés
Artículo siguiente¿Qué te hace engordar?
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta