La primera caquita de tu bebé será una sustancia de color negro-verdoso de textura viscosa llamada meconio. Después de esto, sus deposiciones seguramente serán poco sólidas y de color mostaza. Los bebés amamantados tienen las deposiciones menos sólidas que los que toman el biberón y algunos sólo hacen caquita una o dos veces al día.

Incluso hay bebés que pueden estar un día o dos sin expulsar nada, mientras que otros lo hacen después de cada comida. Si tu pequeño tiene diarrea, su caca será muy líquida, de color verdoso y con moco, y puede que tenga la colita irritada. Si tiene diarrea, sigue alimentándolo de forma normal, ya que necesitará mucho líquido.

Lávate bien las manos antes y después de cambiarle los pañales para evitar que se extienda una posible infección. Puede ser útil darle agua fría previamente hervida además de las tomas normales de leche, pero sólo debes hacerlo si te lo aconseja el pediatra.

¿Tengo que consultar al pediatra?

La diarrea suele estar provocada por una infección y requiere tratamiento. Acude al pediatra si tu bebé tiene diarrea, ya que los niños pequeños se deshidratan muy rápido.

Dejar una respuesta