La intolerancia a determinados alimentos es muy difícil de diagnosticar, ya que los primeros síntomas no se manifiestan hasta pasadas 24 horas.
La reacción del cuerpo a la intolerancia tiene lugar en el tracto intestinal, y cuando se produce tu hijo ya habrá ingerido otras comidas, por lo que es difícil identificar el ingrediente , “culpable”. Si tu pequeño tiene alguno de estos síntomas y crees que pueden deberse a una intolerancia, acude a tu médico.

Síntomas que se pueden manifestar:

•   Hinchazón de estómago
•   Gases
•   Calambres en el estómago
•   Diarrea o estreñimiento
•   vómitos
•   Cambios de humor
•   Comportamientos agresivos
•   Eccema
•   Asma
•  Rinitis

Dejar una respuesta